Fecha : 09/11/2019 12:19

Cuando la investigación se transforma en protección: Proyecto Yaguareté

En el Parque Nacional Iguazú habitan diversas especies de fauna autóctona, entre ellas el yaguareté (Panthera onca), una de las once especies de felinos que viven en territorio argentino. Es el tercer felino más grande en el mundo, después del tigre (Panthera tigris) y el león (Panthera leo). El yaguareté, cuyo nombre en guaraní significa “la verdadera fiera”, es una especie en peligro de extinción y uno de los Monumentos Naturales de Argentina, protegido por su gran valor para el ecosistema.

Hoy se encuentra desde el extremo sudoeste de Estados Unidos pasando por América Central y del sur, llegando hasta el norte de Argentina. El yaguareté se asemeja al leopardo (Panthera pardus), aunque suele ser de mayor tamaño. Vive en una gran diversidad de hábitats, incluyendo selvas densas, bosques, sabanas y hasta regiones semi desérticas. Al igual que el tigre, el yaguareté es un excelente nadador, siendo capaz de cruzar grandes ríos como el Amazonas, el Paraná y el Iguazú.
A pesar de su gran capacidad de adaptación, el yaguareté es una especie en peligro de extinción. Agustín Paviolo es Doctor en Biología e Investigador del CONICET, coordina el equipo de “Proyecto Yaguareté”, cuyo objetivo es contribuir en la conservación de la especie y su entorno natural. Agustín nos abre las puertas de “Proyecto Yaguareté” y este es el fruto de nuestra charla. 

¿Podría presentar el “Proyecto Yaguareté”?

Hace más de 16 años nace esta iniciativa que busca generar información para la conservación del yaguareté y de los ambientes en los que vive. Conservar esta especie es un objetivo extremadamente ambicioso, por eso desde “Proyecto Yaguareté” trabajamos siempre junto con diversas instituciones para lograrlo: autoridades nacionales y provinciales como la Administración de Parques Nacionales, los gobiernos provinciales; autoridades de Brasil como el gobierno brasilero, el Parque Nacional do Iguaçu (lado brasilero de las Cataratas); y varias ONG como la Fundación Vida Silvestre.

El objetivo del proyecto es generar información ¿Cómo contribuye esto a la conservación de la especie?

Uno de los primeros objetivos que nos planteamos fue saber dónde había ejemplares de yaguareté y cuántos había, información básica para empezar a trabajar. Cada dos años realizamos monitoreos con cámaras-trampa y vemos cómo va evolucionando el número de yaguaretés que identificamos, uno a uno, gracias a su pelaje. A su vez, distintas instituciones y personas nos aportan información de su presencia a través de huellas, heces y avistajes. Estos son datos básicos para saber cómo están las poblaciones de la especie y para evaluar las gestiones más adecuadas para conservar a los yaguaretés.
Además, estudiamos los factores que afectan la conservación de la especie, tales como: la caza furtiva (es uno de los más importantes); o el efecto de las plantaciones de pinos en las poblaciones de yaguareté y sus presas (estas plantaciones son muy comunes en la provincia de Misiones).
Otro trabajo importante que desarrollamos es la evaluación de corredores, así llamamos a los espacios y parches de territorio por donde se desplazan los yaguaretés. Buscamos conocer cómo se mueven los yaguaretés en sus ambientes, y evaluar el territorio que necesita un individuo pueda vivir normalmente. Para obtener esta información usamos collares con GPS, para seguir los movimientos de cada individuo.
Recientemente, analizamos 6 corredores en la provincia de Misiones y proporcionamos esta información a diferentes instituciones, que implementan medidas de conservación. Por ejemplo, la Fundación Vida Silvestre trabaja en la conservación de ciertas áreas de selva, involucrando a varios propietarios de terrenos dentro de los corredores. El objetivo es que los propietarios cumplan con un plan de conservación y accedan a los fondos de la Ley de Bosques, a través de la cual el Estado compensa con fondos a los propietarios que aceptan conservar porciones de tierra, para preservar la selva y su ecosistema.
Otro factor importante que afecta la especie es la ganadería, ya que a veces surgen conflictos entre propietarios rurales y ejemplares de yaguareté por ataques del felino al ganado. Esto provoca muchas veces que los propietarios cacen al yaguareté, reduciendo sensiblemente la densidad de su población. En esos casos, evaluamos cómo perciben los habitantes rurales al yaguareté, y de qué modo lograr que la coexistencia de los ganaderos y los yaguaretés sea lo más armoniosa posible.
En síntesis, todo nuestro trabajo de investigación y el objetivo de “Proyecto Yaguareté”, están orientados a conservar el yaguareté y su entorno.

Y cómo podemos ayudar todos a la conservación de la especie?

Cada persona tiene su granito de arena para aportar.
Una de las formas de colaborar es informarse del tema y difundir la situación de la especie en general, para que todos tomemos conciencia y de a poco logremos cambios juntos.
Cada uno de nosotros puede realizar otras acciones útiles y concretas para la preservación del yaguareté: un conductor, puede hacer mucho si respeta las velocidades máximas cuando se desplaza por rutas dentro de áreas protegidas, porque el atropellamiento es una causa importante de muerte de yaguaretés. Una persona que conoce o ve a un cazador, debe realizar la denuncia correspondiente, de manera responsable, ya que la caza está prohibida.
Un grupo de personas decidió reunirse espontáneamente formando el Club de Amigos del Yaguareté que apoya la conservación del yaguareté de distintas maneras, y cualquiera puede realizar un aporte mensual, ya sea económico, o colaborando en las tareas que el club desarrolla durante todo el año.

Muchas gracias por su tiempo Agustín y por el momento les recomendamos a todos visitar su página web: https://proyectoyaguarete.com.ar/.
Iguazu Argentina
Iguazu Argentina | Todos los derechos reservados